Depaart Relocked: misterio para una noche de lujo

No exageramos al decir que el pasado sábado vivimos una de las noches de fiesta más especiales que recordamos. Y no han sido pocas las experiencias que hemos atesorado en la oferta nocturna de la capital, pero pocas como esta Depaart Relocked. Una noche underground en todo su esplendor llena de misterio, que nos recuerda a otras míticas que hemos vivido al otro lado del charco. Una noche de lujo.

Sábado por la tarde y un buen aguacero caía a la vez que la tarde en Madrid. Nosotros llevábamos días esperando tener noticias de la fiesta que desde el sello madrileño-berlinés guardaban con tanto recelo. Un mensaje nos daba punto de encuentro y hora. ¡¿Ahí?! No, no puede ser ahí… Y no lo fue.

Llegamos al sitio S a la hora H y ahí recibimos nuevas instrucciones que, recelosos, seguimos para acabar atravesando un almacén lleno de cachivaches y llegar a… a un sitio increíble. Quien nos iba a decir a nosotros que bajo tierra se escondía tal perla en uno de los barrios más cool de Madrid. Ahí comprendimos que cuando decían durante la semana, muy seguros ellos, que ninguno de los asistentes conocíamos el lugar y que se nos iba a quedar la mandíbula colgando (del asombro) lo decían con poco margen de error.

Después de que el propio Dj saliese de cabina y nos enseñase un poco el local y explicase el funcionamiento de la fiesta, supimos que Depaart Relocked no era una más al uso. Como si de una fiesta en casa de un amigo se tratara, sí. Pero en casa del amigo que siempre has querido tener. Varias salas llenas de muebles de diseño y salvajes estampados con paredes rodeadas de grandes pantallas y paneles de control. Y velas, muchas velas hasta dentro del mismísimo baño. En definitiva, un ambiente pomposo que, como bien dijo alguien con criterio nada más entrar por la puerta, bien lo escogería un mafioso ruso para su villa en Ibiza.

Y esa sensación hogareña, más allá del mobiliario, quedaba patente en el ambiente de familiaridad y libertad que imperaba en Depaart Relocked. El total de setenta asistentes lo formaban diversos grupos de amigos que se fundían entre sí, charlaban distendidamente en uno de los ‘salones’, quemaban suela frente a la cabina o se acercaban a hacer buen uso de la barra libre que la camarera atendía con ritmo, psicología y una sonrisa en la cara. Cada cual a su ritmo. Incluso nos cruzamos con alguno que ni sabía que era Depaart… ¿Cómo llegó allí? Eso sí era un misterio.

El discurso musical, fiel a la filosofía de Depaart, iba alternándose entre el Techno y el House más bailables tal y como lo hacían por la cabina los cuatro protagonistas de la plantilla: Georgeous, Moliner, Fran Zaragoza y Easy Kid, este último presentando su LP ‘Lenai’ (del que le recordamos nos prometió una copia firmada), haciendo sonar los éxitos propios del sello junto a otros afines de artistas como Damian Lazarus, &ME, Riva Starr, Tiefschwarz o incluso deadmau5.

Pasaban las seis y media de la mañana cuando volvimos a la superficie, a la realidad, con la sensación de que las horas habían volado. Fuera parecía que nada había cambiado, pues la noche seguía oscura y mojada. Pero sí lo había hecho. Salíamos satisfechos y con una cosa muy clara. ¡Queremos otra fiesta así! No sabemos cómo, cúando (esperemos que pronto) y mucho menos dónde será. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que no pensamos perdérnosla.

Author image
Proyecto de arquitecto, más madrileño que el oso y el madroño. Amante de la buena música en general y de la electrónica en particular. De Beatsoup desde pequeñito. CEO.
Madrid
    
        Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.         OK |         Más información