Madrid Winter Festival 2015. Luces y sombras.

Como se ha hecho siempre, en Año Nuevo toca hacer balance. Qué hemos hecho en el pasado año y qué vamos a hacer en el siguiente. Madrid Winter Festival no va a ser una excepción, contando con lo que ha ocurrido en este mismo.
 
Una crónica tan complicada como interesante de escribir, en la que contaremos cómo fue nuestra experiencia personal en el festival. No fue perfecta pero dista de ser desastrosa. Luces y sombras.
DCIM100GOPRO
Madrid Winter Festival presentaba su prometedora segunda edición después de un rotundo éxito el pasado año en la cubierta de Moralzarzal aspirando a ser el mejor festival de invierno europeo. Para ello, presentaba un line up de auténtica excepción: Richie Hawtin, Marco Carola, Paco Osuna, Joris Voorn, Marcel Dettmann, Adam Beyer, Óscar Mulero, Gaiser, Tale Of Us, Seth Troxler, Pan Pot, Blawan y Exium B2B Reeko. Casi ná. Una pena que se cayeran Dixon primero y Ben Klock a pocas horas del festival por problemas con su vuelo. Y esos no fueron los únicos problemas que se presentaron antes del evento. También estuvieron el cambio de recinto para poder asegurarlo de Ciudad Universitaria a la Ciudad del Rock y los más que polémicos y difíciles horarios que han dado muchos quebraderos de cabeza a público y organizadores.
DCIM100GOPRO
Al lío. * La típica resaca y compromisos familiares de Año Nuevo nos hacen llegar a Arganda cuando ya está bien entrada la noche. Mucha gente, mucho ambiente, mucho *parkineo y algún pingüino suelto (hacía mucho frío en Arganda). Recogemos rápido nuestras acreditaciones (gracias a la organización por solucionarnos rápidamente un problema con una entrada), un par de copichuelas para entrar en calor y a dentro. Personalmente la idea de la carpa en un principio no me hacía excesiva gracia, pero una vez allí uno descubre que la inmensa estructura pinta como un recinto notable para lo que se avecinaba. Sonido muy leve en la entrada que iba mejorando poco a poco según pasabas del centro de la carpa hacia el escenario…
DCIM100GOPRO
Llegamos pasado el esperado live de Jon Gaiser, que presentaba su último EP False Light, estando ya a los mandos su jefe de Minus que repetía como cabeza de cartel: Richie Hawtin. El rubio nunca ha sido santo de mi devoción, y hubo tramos de set en que supo ubicar al público muy bien y otros en los que los perdió por su senda minimal. Largas colas para adquirir los necesarios tokens en las escasas taquillas, donde podías esperar casi medio set de un dj. Para pedir iba algo más rauda la cosa si lo hacías bien. Y lo de hacerlo bien también iba por las camareras, que mientras algunas te ponían el resto del refresco con una sonrisa en otro vaso, otras lo guardaban de malos modos para la copa del siguiente (y al precio que estaban, son detalles que no gustan nada de nada).
 
Tocaba turno para Tale Of Us, y para mí y sin duda alguna, el mejor set de la noche. Elegancia, mucho groove y una selección musical exquisita por parte del dúo italiano, dónde sonaron varias del alemán Recondite y cómo no, al cierre, su #pedazotemazo“Another Earth” (por quién haya vivido las dos ediciones, ese tema nos trasladó al momento culmen del set del mismo Richie un año antes en la Cubierta de Moralzarzal).
DCIM100GOPRO
Prometedor inicio del irreverente *Seth Troxler
, donde una canción con vocal en castellano nos encandiló especialmente: *“Llovizna”, de Felipe Venegas & Francisco Allendes. Y precisamente eso, llovinza, es lo que empezó a caer del techo de la carpa de manera ligera pero incómoda. No eran goteras, era fruto de la condensación producida por los cerca de 15000 winters (SOLD OUT o casi) que abarrotaban el recinto. Pura física.
DCIM100GOPRO
Tocaba salir a cenar (pasaban ya las 2 de la mañana y había hambre) al área de de restauración, dónde bien se echaban en falta unas asientos donde poder descansar. A la vuelta, ya imperaban el bombo y baile personificados en Pan Pot. Mucho se esperaba a los berlineses en Madrid, y no defraudaron. Sonaron “Doch” de Hinz & Ruhmhardt o el último “Conjure Dreams” de Maceo Plex para el delirio general.
 
Llegaba el segundo cabeza de cartel.Il capoMarco Carola, como hemos dicho en más ocasiones, no sorprende mucho pero nunca decepciona. En su línea. Al igual que el español que le seguía. El señor Paco Osuna montó el pollo habitual y no dejó que dejáramos de mover las piernas. A tope.
DCIM100GOPRO
Llegó el momento de la noche que más esperaba y es que Joris Voorn es una debilidad. En la intro se echó en falta escuchar algo de su fantástico nuevo álbum ‘Nobody Knows’, pero siendo la hora que era y el ritmo que llevaba la velada era difícil. Fino sonido tech-house donde pudimos escuchar su himnos “Ringo” (pelos de punta) o “The Secret”, un flashback con las trompetas de “Calabria” o unos acordes de “Jack” de Breach. Variadito y muy apto para mover el esqueleto. Ovación.
 
Si a alguien le quedaba algo de suela en la zapatilla, la gastaría por completo en la última hora de festival. Grandiosa sesión techno del talentoso Blawan. Al igual que pasó en Aquasella, sorprendió a propios y extraños y se ganó de pleno al público español. Grata sorpresa. Ya eran las 9 de la mañana y cuando quisimos salir de la carpa un sol en todo lo alto nos golpeaba de frente. Todo había terminado.
DCIM100GOPRO
Analicemos. Aprobado holgado para una organización que ha demostrado que sabe y puede hacer eventos de sobresaliente, como el pasado MWF o el intenso Armin Only de Valencia.
 
Es cierto que hubo varios errores, algunos de ellos del todo inadmisibles como que las existencias de alcohol y sobre todo de agua fueron desapareciendo conforme avanzaba la noche. También la poca previsión para tantísima gente, que formaba largas colas para casi todo (a veces no sabías ya a que esperabas). O los altos precios del festival (9€ por copa, 4,5€ por pulsera de salida). Por no hablar del ciertamente escaso sonido en gran parte de la carpa, que en un evento de esta índole debería ser la base, santo y seña. Cosas que no deberían repetirse en un futuro por el bien de todos.
 
Pero también es cierto que no todo fue, ni mucho menos, negativo. Disfrutamos de un line-up de auténtico escándalo que era difícil de imaginar cuando en verano empezamos a conocer el nuevo proyecto, así como de un equipo audiovisual a cargo de Fluge que un año más dejo más de una boca abierta entre focos y láseres. Nosotros no pasamos frío alguno en la carpa, y aunque estaba llena siempre tenías tu huequito para dar rienda a una coreografía más o menos ensayada. Y, sobre todo, no podemos condenar al ostracismo a una organización que ha sabido mostrarse transparente, reconocer sus errores y dar la cara en todo momento (desde aquí pedimos un aumento de sueldo para su CM, ¡qué curro respondiendo quejas una a una!) y lo que es mucho más importante, ha (re)apostado por los eventos electrónicos en Madrid en una fecha tan señalada como el 1 de Enero colgando el Sold Out.
 
En definitiva, y haciendo balance un Año Nuevo más… Más luces que sombras. Y que viva el invierno underground. Nos vemos en 2016 familia.
DCIM100GOPRO
Y una vez más… #InWinterWeTrust
 
 
Nota: no perdáis vuestra entrada, que parece que tienen preparado algo para compensar el mal sabor de boca con el que salió gran parte del *respetable… Atentos.*
 
 

Author image
Proyecto de arquitecto, más madrileño que el oso y el madroño. Amante de la buena música en general y de la electrónica en particular. De Beatsoup desde pequeñito. CEO.
Madrid
    
        Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.         OK |         Más información